Se acercan las fiestas Navideñas, una época del año donde la probabilidad de contraer enfermedades en las vías respiratorias aumenta significativamente por los cambios en temperatura. En adición, es una celebración donde acostumbramos a reunirnos con familia y amigos lo cual aumenta el contacto con otras personas y se propagan estas enfermedades ya sean virales o de origen bacteriano. Las celebraciones de la Navidad también son una excusa para consumir alcohol y es parte de nuestra cultura Puertorriqueña probar el Ron Caña, el coquito y por qué no también darnos la cerveza, el whiskey o el vino. Este panorama nos pone en la difícil decisión de elegir entre disfrutar el compartir o cuidar nuestra salud. Entonces la pregunta obligada es: ¿Debo suspender los antibióticos si voy a consumir alcohol?

Existe la creencia popular de que es necesario suspender los antibióticos si se va a consumir alcohol ya que causa que se interrumpa la acción del medicamento. Primero, el alcohol de ninguna manera interrumpe la acción del antibiótico. Segundo, para la mayoría de los antibióticos recetados es poco probable que el alcohol cause problemas de salud si se consume de forma moderada. Aunque, si tu interés es recuperarte lo antes posible de la enfermedad, lo mejor es que no consumas alcohol para evitar que se exacerben los efectos secundarios que podrían tener los antibióticos. Recuerda que la mayoría de los antibióticos pueden tener efectos secundarios tales como: náusea, mareos y somnolencia, los cuales pueden exacerbarse con el consumo de alcohol. Por ejemplo, cuando nuestro cuerpo está combatiendo algún microorganismo causante de enfermedades, es necesario que esté hidratado; los vómitos pueden hacer que perdamos fluidos y nos sintamos peor por ende tardaremos más en recuperar. Pero aún así, el antibiótico hará su efecto si el paciente se adhiere al tratamiento.

A continuación le incluyo una lista de antibióticos que no deben consumirse con alcohol para evitar efectos secundarios adversos:

  1. metronidazole (Flagyl)– se receta para infecciones vaginales e intra-abdominales. Esta droga cuando se consume con alcohol podría causar una sensación de “hang-over” que incluye síntomas como náuseas, vomito, taquicardia, disnea (falta de respiración) y enrojecimiento (“flushing”). Debe evitarse el consume de alcohol hasta 48 horas después del tratamiento con esta droga.
  2. tinidazole (Fasigyn, Simplotan, Tindamax)– anti-parasítico y también usado para infecciones bacterianas, incluida la Heliobacter pylori. Tiene el mismo efecto que metronidazole si se consume con alcohol.
  3. co-trimoxazole o trimethoprim/sulfamethoxazole (Bactrim, Cotrim, Septra)– utilizada para tratar infecciones del tracto urinario, pneumonia, infecciones por Salmonella, prostatitis, entre otros.
  4. linezolid (Zyvox, Zyvoxid)– se receta para tratar infecciones causadas por bacterias resistentes a otros antibióticos tales como infecciones de la piel y pneumonia. Puede causar el Síndrome serotonérgico si se consume con alcohol. Este síndrome ocurre súbitamente y presenta aumento en los latidos, temblores, sudoración, pupilas dilatadas entre otros. Este antibiótico también puede causar el síndrome serotonérgico si se consume con algunos anti-depresivos.
  5. doxycycline (Doryx, Doxyhexal, Doxylin)– utilizado para acné, clamidia, Enfermedad de Lyme, cólera y sífilis.
  6. erythromycin (Eryc, Erythrocin)– utilizada para infecciones del tracto respiratorio, infecciones de la piel, clamidia y sífilis.

Lo más importante para que un medicamento funcione es adherirse al tratamiento y seguir las recomendaciones de nuestro médico. Si tiene alguna duda sobre la interacción de algún antibiótico con otro medicamento, alcohol, tabaco y/o alimento debe consultar a su médico. Es muy importante terminar los antibióticos a menos que su médico le indique lo contrario. Cuando no terminamos los antibióticos estamos contribuyendo a que mas bacterias creen resistencia a los mismos. Como resultado de la resistencia, aquellos antibióticos que antes eran efectivos para algunas infecciones es probable que en futuro no lo sean y se produzcan bacterias multi-resistentes que resulten en infecciones difíciles de tratar.

Habiendo dicho esto, solo me resta desearles felices fiestas de Navidad y un nuevo año lleno de felicidad y nuevos conocimientos.

 

Fuentes:

  1. Can I drink alcohol while taking antibiotics? National Health Service United Kingdom http://www.nhs.uk/chq/Pages/871.aspx?CategoryID=73
  2. Wikipedia.org
  3. Basic and Clinical Pharmacology 10th edition by Bertram Katzun. McGraw Hill.
  4. Foto obtenida de Medimoon http://medimoon.com/2013/04/classification-of-penicillin-antibiotics/

 

 

 

 

 

 

Advertisements